Posdata


El blog convierte las posdatas en predatas, porque se acomodan arriba de su referencia. Pero miren de qué manera se concatenan las cosas: anoche me preparaba para visitar esa bonita recreación de Guantánamo que se encuentra en Río Danubio y Paseo de la Reforma, México, D.F., en donde sólo falta que a los solicitantes de visa nos pongan uniformes anaranjados y nos orinen encima. Un muro como el que los senadores gringos proyectan en la frontera ya fue construido, hace mucho, alrededor de esa sede diplomática. Me puse a hurgar entre papeles, en busca de alguno que me permitiera demostrarles a los cónsules que no soy Abu Musab al-Zarqawi, aunque tenga facha de algo parecido, y zas, que me voy encontrando con el pequeño cartel que va en seguida. Diez años ha, y sigues con lo mismo, pedazo de obsesivo.

3 respuestas a Posdata

  1. Ijon Tichy dice:

    premonición. P.E.S. ?

    ten cuidado porque si ven indicios que escribes contra USA te pueden negar la visa.

    saludos

  2. Anonymous dice:

    Por favor, ¿tuviste problemas en la embajada usamericana apellidándote Miguel?, no lo creo.

  3. Pedro Miguel dice:

    Pues les cuento que la visa ya llegó y, salvo la experiencia Auschwitz del día en que fui a sacarla, no ha habido más contratiempos, ni por lo que escribo, ni por mi apellido ni por mi jeta de terrorista islámico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: