Omisión, mal augurio, bochorno

En un post anterior se me olvidó mencionar que el eslabón perdido entre la cera de campeche y el Ventura fue el Crosfield-Hastech 2300, una minicomputadora dedicada a la edición y la paginación y que me tocó instalar, para infortunio mío y de La Jornada (oh, Payán, cuántas ineptitudes me aguantaste), en la Redacción del diario. De ese espléndido animal extinto, muy popular en los años ochenta del siglo pasado en publicaciones medias y pequeñas del Primer Mundo, y que en 1994 era ya obsoleto debido a la proliferación de los sistemas abiertos, no hallé más que dos referencias en Internet.

Primavera de 1988: la campaña de Cuauhtémoc Cárdenas, candidato presidencial del Frente Democrático Nacional (FDN), prende en el país. El aspirante visita la Redacción (Balderas 68) y el director general le ofrece el tour de la maison. La joya de la corona de la visita guiada debía ser la terminal Page Magician desde la que yo trataba de echar a andar todo el sistema, empeño que no me dejaba tiempo ni para enderezar los cuadros de mi oficina, y para colmo sufría de un intenso mal de amores.

El ingeniero puso una amable cara de que entendía perfectamente el proceso, yo procedí a encender la Magician para hacerle una demostración de armado de planas sin usar cera de campeche, pero la chingadera se congeló. Tal vez fue un mal presagio de lo que habría de ocurrir unas semanas más tarde, la noche del 6 de julio, cuando en la Comisión Federal Electoral (CFE), antecesora del IFE, “se cayó el sistema”. ¿Será que el Hastech 2300 le echó la sal a Cuauhtémoc?

El fragmento de torso que se ve a la izquierda es de Payán, quien de seguro sintió un gran bochorno y se hizo a un lado para no salir en la foto.

8 respuestas a Omisión, mal augurio, bochorno

  1. Nadie Jedesmal dice:

    Pareces recien bajado del Granma.
    Saludos.

  2. domicilio conocido dice:

    fiu..fiu..

  3. marichuy dice:

    Pedro

    El mal fario del Hastech 2300 hacia el Ingeniero, más allá de la “caída del sistema”, se refleja en su comportamiento postelectoral: igual de prudente -por decir lo menos- que contigo, reaccionó ante el dudoso triunfo del villano favorito mexicano.

  4. Pedro Miguel dice:

    Ja, no lo había visto, tú con nombre de seudónimo coyuntural de Odiseo.

    Oh, Known…

    Marichuy: la prudencia nunca se había considerado un defecto hasta que se asoció con el nombre del ingeñero.

  5. george dice:

    ¿cuántos años tenías en esa foto?

  6. Rafael dice:

    Muy interesante foto, ilustrativa, y es verdad, el Inge sigue teniendo esa postura

    A estas alturas ya hasta aceptó a Calderón…

    Que ironías

  7. Anonymous dice:

    Qué colirio!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: