La madurez


Cuando éramos jóvenes, irrespetuosos y miserables, les decíamos a esta clase de automóviles “pito de perro” porque son largos, rojos y puntiagudos. Se nos ha quitado lo jóvenes, lo irrespetuosos y hasta lo miserables: ahora sólo somos pobres. Ya no vamos por las calles abordando desde las aceras a los conductores de esos coches para preguntarles: “¿Se siente usted cómodo en su pito de perro?” Ahora, mientras conducimos nuestros autos viejos y baratos, los vemos pasar, y nos guardamos la pregunta.

10 respuestas a La madurez

  1. Belle Helene dice:

    Sí, nos guardamos la pregunta, pero los miramos feo.

  2. marichuy dice:

    Disculpas por la frivolidad de mi comentario, es nada más para bajarle a la neura laboral.

    Los autos deportivos gringos nunca me han gustado, pero tampoco los veo feo, más bien -diría Salinas- ni los veo.

    En cambio el Ferrari siempre me ha encantado, de preferencia en amarillo, aunque me “sacrificaría” con un rojo

  3. be dice:

    mas vale ferrari en mano que ciento volando :p

  4. Colibrí dice:

    es que la madurez le otorga a a nuestra otrora lengua viperina,un tinte más corrosivo…

    solo que lo irrespetuoso lo tenemos más domado que antes, y lo miserable, lo relegamos a nuestra galería extrema.

    pero de que tenemos el comentario en la punta de la lengua, eso que ni qué…

    no Pedro!! no te rajes!!!

    jajajajajaja

    (((la verdad es que si parecen pito de perro)))

    pd. yo tuve la oportunidad de ver un lambourginni (no se como se escribe) blanco y la impresión me bloqueó hasta la envidia (aun no me repongo)

  5. La musa enferma dice:

    újule pus no!

  6. Pedro Miguel dice:

    Hasta hace poco pensaba que era envidia, pero tras un examen de conciencia decido que, al menos en micaso, no lo es: no hay vehículos más incómodos que los pitos de perro, y son tan chaparros que siempre andan dejando el mofle en los topes.

    Beg your pardon, be…?

    Qué ondas, Muse, en qué andas.

    Qué milagro, aparecida de Tzintzuntzan.

    Marichuy y Colibrí: al Ferrari amarillo le dicen “pito de chino”, y al Lamborghini blanco lo llaman “pito de albino”.
    (¡No, por favor, no lean esto que acabo de escribir! ¡Es atroz, es racista, es vulgar, es de muy mal gusto!)

  7. Jesús Del Toro dice:

    Ahora veo que bautizar Z15S al blog del Grito, como me lo suponía, era nada menos que una referencia inconsciente e inconfesable a aquellos autos deportivos…

  8. Rafael dice:

    Las nalgas andantes eran más populares….

    (O sea los vochitos, del color que fueran)

  9. La musa enferma dice:

    Pos aqui visitándote cuando se puede… saludérrimos

  10. Juan Manuel dice:

    Amiguito. Si no quieres verlos pasar desde tu auto barato míralos desde el microbus como yo, je je.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: