abba, abab, abbaab

La rima no es la poesía. Es, simplemente, una danza de apareamiento que protagonizan las palabras, un canto narcisista entonado por las formas para su propio deleite. Pero qué sería del mundo (al menos, del mundo hispanohablante, que es el que viene al caso) si no existiera la rima.

De lado de allá:
Por culpa de una avellana
dos rapazuelos pobretes
se pegaron de cachetes
un martes por la mañana.

Del lado de acá:
Con un habano en la boca
y una botella en la mano,
un indio, desde una roca,
miraba el cielo cubano.

Del lado de más acá:
Antes de morir la Luna,
el gallo a cantar empieza
y siempre canta con una
mariposa en la cabeza,
mariposa en la cabeza,
gallo, mariposa y Luna.

3 respuestas a abba, abab, abbaab

  1. be dice:

    : ) me quedo con el más acá

  2. Pedro Miguel dice:

    Yo, con las tres.

  3. maria de lourdes aguirre dice:

    Gallo, mariposa y luna
    que en la naciente alborada
    hechizan mi alma arrobada
    al disfrutar una a una:
    luna clara, cual ninguna,
    mariposa de colores;
    y el canto que trovadores
    nunca podrán igualar.
    De ese gallo que al cantar
    despierta al sol y a las flores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: