Cada quien lo suyo

Los Machado, Antonio y Manuel


C
omo ser humano, Antonio valía mucho más. Ya viejo, en la Guerra Civil, se la jugó del lado de los libres y de los derrotados, y compartió su suerte. Su hermano Manuel, en cambio, tuvo la desvergüenza de escribir un panegírico a Franco (Al sable del Caudillo). Era asqueroso, decadente y cínico, pero un poeta infinitamente más filoso, fuerte y arriesgado que Antonio, quien por lo demás, lo sabía y lo admitía sin asomo de rivalidad. La corrección política hizo famoso a Antonio, quien realmente se merece las musicalizaciones fáciles, sensibleras y ñongas que de su obra han perpetrado algunos baladistas muy populares. La obra de Manuel, en cambio, fue preservada de la vulgaridad por el olvido despectivo que mereció en el mundo el conjunto de la literatura franquista, con la excepción de Cela.

 

OLIVERETTO DE FERMO DEL TIEMPO DE LOS MÉDICIS

A Ricardo Calvo

Fue valiente, fue hermoso, fue artista.
Inspiró amor, terror y respeto.

En pintarle gladiando desnudo
ilustró su pincel Tintoretto.

Machiavelli nos narra su historia
de asesino elegante y discreto.

César Borgia lo ahorcó en Sinigaglia…
Dejó un cuadro, un puñal y un soneto.

Manuel Machado


Una respuesta a Cada quien lo suyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: